Aquella gran apuesta

image

Echo de menos que tu existencia me eleve desde el suelo hasta más, mucho más allá del cielo.
Echo de menos caminar y sentirme flotar, fuera que lloviera, fuera que nevase, fuera cualquiera la situación, sentirme por dentro ardiendo de deseo, sentirme por dentro sin cansancio, sin pesadumbre y siempre sonriendo.
Echo de menos sentirme especial y privilegiada, sentirme por fin recompensada y nunca más fusilada, nunca más contra un muro injustamente castigada.
Echo de menos sentir que tú eras lo que más esperaba, lo que más deseaba, echo de menos sentirme infinitamente rica y de tu esencia rodeada.
Echo de menos las personas en las que nos convertimos, aquellas almas perfectas que nunca creí poder perder como las hemos perdido.
Hemos desperdiciado lo mas bonito que hemos tenido, lo hemos enterrado en las peores arenas movedizas con las que jamás nos habíamos encontrado.
Y mientras se nos acaba el tiempo y la densidad nos destroza el cuerpo, solo puedo mirar hacia arriba y despedirme de todo aquello que fuimos. Solo puedo mirar arriba y conformarme con que al menos lo sentí, lo sentimos, fue real, fue dulce y fue nuestro como lo será siempre el recuerdo.

Cold

image

Me siento abrumada por todo lo que siento muy a dentro, por todo lo que hay A mi alrededor. Vivo con la eterna sensación de estar A punto de quedarme sin aire o de tener demasiado, con la eterna sensación de estar cayendo bien hacia abajo o de todo lo contrario, de estar volando hacia bien arriba bien arriba, tan tan arriba, que casi puedo sentir como todo se hace pequeño. Casi.

Tengo la sospecha de que se me congeló el alma, el amor y el amar, tengo miedo de que no sólo sea una sensación. Pero me siento desnuda, me siento al rojo vivo, tengo los sentidos A flor de piel y no doy abasto con todo lo que siento. Intento mantener la paz, la calma y la cordura,  entre la parte de mi que te extraña a morir y la que necesita sobrevivir y sabe que debe de dejarte ir. Intento hacer las paces con el impulso de salir corriendo a tu búsqueda, intento hacer las paces con el hueco que ha dejado tu tan por siempre amada y preciosa presencia en mi corazón. Y es que si no es a ti a quien voy a querer amar. A quién voy a poder amar. Me has dejado incapacitada, me has dejado inútil y por dentro helada.

A veces son tantas las sensaciones, a veces es tan grande la incertidumbre, tantas las ganas, tan pocas las veces, A veces son tantos los momentos, A veces es tan intenso, que no puedo más que mirar hacia arriba, hacia la inmensidad de un cielo azul que se divierte cuanto puede, y lo dejo todo por un segundo. A veces trato de salir de mi cuerpo, pero me estrello contra todo lo que fuimos. Otras veces me sumerjo en mis pensamientos y me encuentro bailando sobre las llamas que dejaste. Y luego están los demás momentos, esos en los que aterrada pienso que me voy a congelar por dentro.

Vos

image

Y no lo parece pero lo sé, no lo parece pero lo vi y lo sigo viendo. Fuiste mi príncipe, fuiste mi galán, mi amante, mi rosa y también mi espina. Fuiste romper con mi pasado, fuiste la alegría y el entusiasmo de un futuro digno. Fuiste el amor más puro,
El más intenso, el más bello, el más grande y por consecuencia, el más doloroso.
Quisimos saltarnos el pagar el precio de la magia, cuando lo primero que debíamos entender es que la magia siempre conlleva un sacrificio, que con el fuego no se juega, y que el amor perdona pero no olvida. El amor es bello, nuestro amor es como una flor delicada que te sonríe sin pesar. Pero el amor es una flor que no tiene fuerza por si sola si no se la das. Nosotros llegamos a alcanzar esa fuerza, junto con el fuego de una pasión infinita, junto con la magia del mejor romance, pero sin querer lo descuidamos y lo perdimos. Descubrimos como sabe el dulce más dulce, descubrimos como se siente estar en la nube más suave, y caímos estrepitosamente desde tan alto que ahora desde aquí abajo no hay salida. Pero el amor también es un regalo lleno de oportunidades, el amor es como el sol que siempre estuvo y siempre estará pero a veces queda escondido tras la luna, tras las nubes, tras de ti y de mi.
Nosotros fuimos todo, todo menos olvido, nos lo dimos todo, todo menos el olvido. Eres mi principio y mi final,  y aquí en el medio, aquí y hoy, prometo que pase lo que pase jamás te voy a olvidar. 

Obra maestra

image

Y fueron todas, todas las veces desde la primera hasta la última, las que te besé como el que acaricia su mejor obra, suave y delicadamente mis labios te regalaba, y me paseaba como el artista pasea su pincel favorito, tan gastado cómo único.
Tus labios eran el lienzo en el que yo derramaba toda mi pasión, los besos que te di fueron la obra más valiosa nacida directamente del cuidado con el que uno acaricia una flor; Del amor con el que uno trata a una criatura cuando llora, cuando ríe, cuando todo es demasiado abrumador.
Tu piel fue el mapa por el cual me deleitaba dibujando sonrisas y corazones, recorrí cada centímetro de tu cuerpo como el caminante que no se cansa por que ama las vistas infinitamente, y mientras al cielo te dirigía de tu aliento me nutría, de tus pulmones yo nacía en forma de suspiro, en forma de risa y alegría.
Te regalé el brillo de mi mirada y de aquello jamás me arrepentiré porque lo mejor de mí espléndidamente brotó,
y todo fue por y para ti.
No pudimos ser más preciosos, más verdaderos, no pudimos ser mejores, aunque ahora todo se sienta tan efímero. Y aún después de todo siempre te recordaré como el príncipe que pudiste ser, como el caballero andante que llevas en tu ser, sin importar que al final no lo hayas podido mantener. Aún después de todo, como mi obra maestra siempre te recordaré.

Se les escapó el momento

image

Los recuerdo con ternura, los recuerdo con amor; Por donde pasaban, corría una fuerte e intensa pasión que nadie podía obviar. Por donde pasaron, una ráfaga del perfume del amor más puro dejaron que siempre permanecerá. Sus palabras quedaron grabadas en cada callejuela, en cada parque, en cada esquina. La felicidad que irradiaban quedó impregnada en los corazones de todos aquellos que los vieron. Fueron fuertes, fueron reales, fueron perfectos.

Cuando los recuerdo no parece que el mundo vaya a ser el mismo ahora que no están; Cuando los recuerdo echo de menos el brillo que nunca más veré en mi siempre amada ciudad. Echo de menos el convencimiento de que nunca se iba a terminar, porque cuando los recuerdo no me explico como han podido de largo pasar, cuando los recuerdo, olvido por un momento que en este mundo hay demasiada miseria, demasiada crueldad.

Eran como la sonrisa que te alegra el día, Como la risa de la que uno se enamora, Eran como creer de nuevo en los ángeles y las hadas, Eran tan bonitos, que a veces había que cerrar los ojos; Pues tenían el efecto del sol que tanto adoro, que es grande y radiante, que lo acapara todo.

Cuando los recuerdo, me inunda la pena porque se han ido y no sé si volverán, Cuando los recuerdo solo puedo esperar que algún día igual vuelvan a brillar.

Mundo en quiebra

image

Vivir con el corazón roto es lo que uno conoce como sobrevivir.
Es ese sentimiento que te hace sentir incompleto, incapacitado.
Como un reloj que marca las horas pero extrañamente se olvida de los minutos.
Vivir con el corazón roto es respirar a medias,
Es correr demasiado o no moverse en absoluto.
Es tenerlo todo y sentir que nada te pertenece, que no hay medidas,
Que no hay control.
Tener el corazón roto es haber amado incondicionalmente, es haber amado amar, es aprender como se siente desde la tristeza más profunda.
Es llorar hasta cuando uno quiere reír,
Es llorar sin lágrimas, es llorar sonriendo, es llorar por dentro.
Es esperar el milagro que todo lo arregla, pero ver que nunca llega.
Tener el corazón roto es descubrir que nunca existió tal cosa.
Tener el corazón roto es ver como todos te quieren arreglar,
E igual sentir que nada va a cambiar, que hay cosas que no se arreglan.
Hay cosas que se quedan, hay cosas con las que uno aprende a convivir.
Tener el corazón roto, es una sonrisa frágil y quebradiza,
Es una mirada igual de cristalina que de desesperada.
Vivir con un corazón roto es sentirlo todo, pero sentirse sin nada.
Vivir con el corazón roto es sumergirse en la inercia que se traga todo lo bueno y escupe decepción hasta que te ahoga en el descubrimiento de que esta vida es un fraude.

Remember Me

essssss
Tienes que recordar todo lo que has construido aquí. Has levantado desde cero relaciones que han resultado ser lo más bello visto por este mundo. Has cosechado el amor como el que cosecha el que será el árbol en el que crecerán sus hijos; Lo has hecho con tiempo, no con mucha delicadeza a veces, no con toda la que te hubiera gustado seguramente otras muchas veces, y por ello habrás cometido muchos errores también, pero sigue pensando y recuerda que hasta el que no puede verte sabe, que hoy, es la casa más bonita, es la envidia de los demás, no por el tamaño, no por el valor, pero por el resplandor que emana desde el primer día, y la construiste tú.

Tienes que recordar que amas con locura, que amaste sin límites, que amaste incondicionalmente. Que aprendiste como es realmente aquello de no juzgar, gracias a las ganas que tuviste de hacerlo, que aprendiste a tener paciencia, solo porque te convenciste de que sí podías, aun cuando pocos lo creían. Por supuesto tienes que recordar, que no se te ocurra olvidar que si lo quieres, puedes. Sí se puede, recuerda que siempre se puede. Que pudiste con tanto, y que podrás también con esto.
Recuerda que lo intentaste, que lo diste todo, que lo pudiste tener todo y que lo tendrás todo, recuerda que volarás.

Debes de recordar todas esas palabras, las buenas, las dulces, las bonitas, para que ellas solas se encarguen de desvalorizar aquellas que tan solo hieren y nunca ayudan.
Tienes que recordar que si no te perdonas, siempre vas a sentirte en deuda, contigo y con los demás, porque nunca será suficiente, que podrías haber hecho más siempre te repetirás. Tienes que recordar que lo que no te puedas permitir a ti mismo no se lo podrás permitir a los demás.

Cuando recuerdes todo esto, ya que estás, puedes recordar que sigues aquí, que a estas alturas tu armadura es de titanio y brilla como ninguna, no por ser nueva, si no por ser indestructible como lo eres tú. Debes de recordar que eres una de las pocas personas que han conseguido resurgir desde las sombras sin parar, que todas las batallas servirán, debes recordar que vas a llegar. No olvides tampoco, lo poco que duran los mareos desde que volviste al mundo real, el que no es ni mucho menos fácil, pero es un mundo que existe, que está como estuvo siempre aquí, es un mundo que se puede probar porque está a tu alcance, es un mundo que se puede tocar. Es el mundo que te ha tocado cabalgar.

Recuerda, que si encuentras a la persona que te ayuda a no temblar, la mitad de las cosas se arreglan y la otra mitad, dejan de importar, recuerda que al final, solo quedará lo que entregaste, aquello que te permitiste, y lo que te regalaron los demás.

Debes de recordar, que hay algo que sí sabes has hecho bien; Sabes que solo dependes de ti, sabes que puedes hacer lo que quieras, que la vida es una mezcla de experiencias y recursos. Y que las experiencias las tienes que vivir para ganarte esos recursos que paso a paso y aunque no con la prisa que a veces querrás, te harán la mejor persona que puedas ser. Tienes que recordar que todo lo que esté a tu favor puede ponerse en tu contra, y por eso las cosas vas a tener que cuidar. Que la vida está llena de sacrificios, que parece injusta, que parece imposible, pero que solo es una y que cada decisión cuenta.

Recuerda que soñar es muy bonito, pero que tu lugar siempre ha estado en la más dura de las realidades, que las minas no se convertirán en flores de repente, pero que puedes aprenderte donde están. Que, como has recordado hace un instante, puedes y podrás, que si quieres lo harás. Recuerda que no has llegado a este mundo tan solo a subsistir, que tu estrella está donde la dibujes, y que si se borra la puedes volver a dibujar.
Recuerda que la vida es corta, pero que a la vez se las apaña para ser muy larga, y que aunque no muchas te van a sobrar, oportunidades tampoco te van a faltar. Recuerda que la parte más difícil es verlas llegar, y que cuando lo consigues ya solo te queda todo lo que puedas aprovechar. Recuerda, que el todo y la nada, solo las defines tú.

Recuerda siempre que perdonaste, que te han perdonado, y que perdonarás.
Recuerda, cuando duelan las heridas, que algún día sanarán.
Recuerda ya que estás, aquella tan típica dicha, recuerda que si no te quieres a ti difícilmente podrás querer a los demás.
Recuerda que el bien va versus el mal, pero que sin importar quién ganará, el bien siempre tendrá mejores consejos, recuerda a quién debes de escuchar. Recuerda que los refugios no tienen porqué ser oscuros, recuerda que solo tu puedes cambiar ese escenario. Recuerda que éste, es tu escenario.