¿What would you do?

El sendero de sangre que resbalaba por mi piel era la preciosa imagen de como todo mi dolor se disipa, mezclándose con un rojo que gana intensidad al posarse sobre mi pálida piel. Un plan perfecto para liberar la adrenalina en vez de utilizarla para saltar de una vez por todas.

El corte produce en mí una anestesia mental que me lleva a la nada de las no cosas. De las no palabras. La nada absoluta y negra.

Lágrimas recorren ya mis mejillas. Lágrimas de dolor, dolor real. Herida que curará mucho más pronto que las demás. Herida para tapar heridas.

Cansada, derrotada y aliviada dejo que mis músculos se alien con mis huesos para dejarme caer en un colchón helado.

Esa es mi confesión.

Ahora decide tu que quieres creer, pero en mi lugar, no lo harías mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s