Queen of broken hearts

Tengo delante de mí una libreta totalmente en blanco que quiere decir millones de cosas pero no lo hace.

Por alguna razón dentro de mi cabeza y en un idioma muy peculiar todo está claro.

Sé quien fui y aunque pueda actuar, y lo hago, también sé quien soy. Lo que no sé es quien seré aunque si lo que me gustaría ser.

Es verdad que tengo curiosidad pero sería mentira si dijese que tengo prisa porque no la tengo.

Puede que esté loca o también puede que de alguna manera mi tiempo, el que tengo para aprovechar, es justo el que quiero y el que necesito para irme como, cuando y donde me apetezca.

Por eso me pregunto que pasa y porque yo.

Una vez mis caricias le hipnotizaron y con mis ojos le mostré el paraíso con el que siempre había soñado pero no me lo dijo y yo no lo supe hasta pasado más de un siglo. Aun así, lo he convertido en algo a mi favor.

Las lágrimas que dejé que vieras te cambiaron irremediablemente.

Y a ti, a ti conseguí a pesar de todo hacerte volar.

Pero lo mejor que hice fue regalarte años de juventud que ya no te pertenecían porque ya los tuviste.

Soy la reina de corazones que sangra mientras disfruta y hace disfrutar.

Es sádica la situación porque hace que confundas el dolor con el amor y no sabes si te gusta más de lo que te duele o al revés.

Soy la reina que fabrica sentimientos y los convierte en recuerdos que con sus sonidos ahogan los llantos de todas las almas que gritan mi nombre todavía y sin poder evitarlo.  

No solo los necesito para que las voces no me vuelvan loca si no también para poder sanar heridas que no quieren dejar de sangrar. Así, puedo sentarme delante del baúl de mis recuerdos, cerrar los ojos y revolverlo hasta dar con una fotografía. Es la imagen a todo color de tu espalda y tu pelo largo entre mis dedos. Es entonces cuando los cortes que me hicieron tus silencios dejan de sangrar y brota la primera flor.

Es maravillosa porque pese a ser oscura como tu, huele igual que tu.

Guardo en el fondo aterciopelado tu foto pero no tu esencia y veo aquellos poemas que no quise a penas ni leer.

Se me había olvidado lo bonita que me hiciste sentir. Pero lo fúnebres que eran tus besos hizo de ti un gran agujero negro del que no quise formar parte. Era asfixiante y frío. Tanto, que mis labios llegaron a congelarse dejando de sentir tus besos y otros muchos para siempre.

De esta manera, ya satisfecha y soñolienta me levanto y me dispongo a dormir. No sin antes sonreír porque también sé lo que quiero. Seguir siendo esa reina, despedirme de aquellas almas que ya están gastadas y seguir creando sensaciones para mí y para los demás. Seguir sangrando por ellos mientras ellos sangran por mí.

Anuncios

3 Respuestas a “Queen of broken hearts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s