Siempre serán Caminos Encrucijados.

Nunca conseguía ser tratada como merecía. Ella sabía aunque estaba dejando de creerlo, que no era una persona fría.

Que podía serlo, pero no lo era. Que lo fue, que lo había sido.

Y sabiendo que no lo amaba aun así lloraba porque al final, ella nunca entendía nada.

Ya no sabía si a caso existía la verdad. “Qué es la verdad”, preguntaba. Y porqué cuesta tanto encontrarla. “Qué es el corazón”, y porque cuesta tanto encontrarlo.

Se sentía tan poco recompensada, tan mal interpretada y tan culpable por ello.

No había abandonado hasta entonces la tarea de construir un lugar para cuando llegase la oportunidad poder así cobijarla bien.

Pero aquel hueco seguía creciendo vacío, aunque no oscuro.

Ella consideraba que no había sido más que “El lugar cerca de casa” para la mayoría. Pero nunca casa. Solo la guarida de muchos y escudo de muchos más. A ella se le ha dado siempre muy bien cubrir necesidades básicas mientras no tenían nada mejor.

Ahora sólo quiere dejar ese papel porque ha cambiado el guión, empieza a diferenciar perfectamente el dolor del placer, y sabe que le duele mucho más de lo que le gusta. Pero las consecuencias dejarían de diferenciarla por respetar los sentimientos de los demás. Tampoco se cree capaz de, buscando su propia protección, quitar la que hasta ahora ella misma garantiza.

Siente como el dolor recorre su cuerpo emitiendo pequeñas descargas que la dejan sin consciencia cada cuatro minutos. No puede soportarlo. Es una condena por seguir creyendo en las personas. En la verdad y en el amor. Por seguir buscando al rededor del mundo hombres honestos, y sin éxito, toparse con encantadoras serpientes que cambian mucho de piel. Que se esconden tras golpes bajos, mentiras y oídos sordos.

Así que, aunque lo intenta, no puede dejar de sentir que acaba de romper con una pieza dentro de si misma. Tampoco puede dejar de pensar que se ha roto y que ya no va a volver a funcionar.

Esa pieza debía de ser la que paraba las diapositivas de miles de expresiones, reacciones, cientos de palabras. La que escondía todas aquellas mentiras, incoherencias, o todas las faltas y carencias.

También demasiadas decepciones no compensadas con ningún buen acto.

Más le vale sacar toda esa basura, no vaya a ser verdad aquello que dijo aquel:

Todo lo malo se pega.

Anuncios

2 Respuestas a “Siempre serán Caminos Encrucijados.

  1. Esta muy bien la prinera parte, pero no entiendo muy bien como lo enlazas con la segunda y si sigues hablando sobre la misma persona en la segunda parte o que, eso me confunde un poco. Pero no esta nada mal.
    Si es una reflexión personal hacía ti misma, la verdad es que ves las cosas de una manera un poco negra, pero a sentimientos colores y es una sensación que has transmitido muy bien.
    jajajaja me pongo critica… pero constructiva eh! XD
    Personalmente sabes que no estoy de acuerdo con esa visión pero es tuya… y veo un crecimiento en ella. Nos hacemos mayores…

    besos.

    • jajajajaajaj que mona! Me gusta tu critica, en serio.
      Pero de lo que hablo es solo de una cosa, hablo de alguien que se ha enfadado con el mundo y que no quiere formar parte de el. Su dilema es que todavia no ha dado con la mejor manera de hacerlo, si con varias, pero demasiado mediocres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s