Dicen que dicen

Image

Dicen que el amor es pura química.

Una reacción hormonal a ciertos estímulos.

Esos escalofríos, los vuelcos al corazón, las mariposillas…

No es magia, no es un milagro. Y mucho menos una bendición.

La paz, sería una bendición.

 

Dicen que no nos enamoramos de una persona, aunque así creamos que es. Dicen que nos enamoramos de lo que sentimos en nuestro interior, gracias a esa persona.

Nos enamoramos entonces de nuestras emociones y sentimientos.

Qué cosa más egoísta esto del amor.
Qué cosa más surrealista esto de estar enamorado.

Dicen que cuando el amor se acaba es como cuando se extingue un contrato antes de la fecha de vencimiento.

Puede ser temporal o indefinido.
Puede ser también eventual.

Sea como sea, una de las partes o ambas dejan de estar interesadas.

Lo que antes compensaba, deja de hacerlo.

 

Así que se acaba, se finito, deja de ser y deja de existir.

Parece complejo, pero el amor es sencillo.

Solo que lo más sencillo suele ser siempre lo más complicado.

El ser humano no está hecho para conformarse.

 

Inconformismo, otra arma de doble filo.

Se ha llegado tan lejos con él que pocos recuerdan dónde y cómo empezó todo.

Supongo que así se pierde la nobleza, la humildad.

Supongo que así se pierde la empatía.

Supongo que supongo bien.

 

Así que los principios son la mejor parte porque el inconformismo y las exigencias son menos y la empatía hace un gran trabajo.

Pero con el tiempo empatía y paciencia se gastan.

De esa carencia, nace entonces ese inconformismo.

De esa carencia, nacen aquellas dudas y nuevos deseos.

Nacen cambios y replanteamientos.

Se suben las expectativas.

 

Es gracioso porque contra menos recibimos más pedimos. Por lo que en poco tiempo dichas expectativas quedan totalmente descompensadas y desajustadas a la realidad.

Hasta que llega el día en el que pides hasta lo que no te corresponde.

Hasta que llega el día en el que intentas recordar cómo empezó todo, porqué.

Y no te acuerdas.

Más tarde sabrás que en realidad no importa, es demasiado tarde.

Volver atrás es lo único imposible ya y de momento.

Ya no puedes cambiar, ya sabes lo que no quieres.

Y por eso da igual cómo o porqué lo sospechaste por primera vez.

No importa qué ínfimo detalle liberó todo este círculo, que es tan vicioso como cualquier otro.

Que es confuso e incierto a ratos.

Que también es claro como un cielo de agosto,

O transparente como el agua a ratos.

 

Y ese es precisamente el final.

El final en el que fuera de un círculo buscas otro.

Uno en el que darás vueltas sin parar, pero que a quizá huele diferente.

O que sabe diferente.

A lo mejor hasta hiere diferente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s