Solo sé que…

Image

Si cierro los ojos puedo dibujar las grietas en mi cabeza.

Puedo recorrer cada centímetro del camino que duele solo con pensarlo.

Que hiela cuando me acuerdo.

Puedo gritar muy alto y muy fuerte,

Puedo convertir mi voz en un susurro parecido al del viento cuando está enfadado.

Que silba y entra con fuerza por todos los sentidos menos uno.

Y sé que aquí estoy, pero no me veo.

Entonces pienso que fluyo,

Pero en realidad estoy estancada en un gran tanque.

Huele a tu ausencia,

Se ve desordenado sin tus palabras.

Y está repleto de espejos que mienten y me escoden detrás de ti.

Pero tu no estás y yo tampoco.

Después de mucho intentarlo vislumbro mi reflejo por fin,

Pero no me encuentro porque no sé donde miro cuando no te miro.

Ni sé lo que veo cuando no te veo.

Algunos lo llaman mirada perdida, otros nostalgia.

Algunos lo llaman locura.

Pienso tanto que ya tengo todas las respuestas,

Pero no valen si no las pides, no valen si te las regalo.

Pienso tanto que sé como dibujar un mundo sin ti.

Pero no existen los colores y me pierdo entre todas las dimensiones.

Tengo un calendario que no puedo colgar.

Un marco que acabo de quitar.

Tengo palabras que quiero olvidar pero no puedo.

Momentos que no quiero olvidar pero que debo.

Tengo un hueco y mucho eco.

Una mentira y un secreto.

Tengo ideas, pero me faltan las ganas.

Tengo todo lo que tú acaparabas.

Si abro los ojos puedo verlo todo pasar.

Como estar esperando sin esperar que nada ni nadie vaya a llegar.

Hipnotizada por el cómo, el cuando y el porqué.

Embobada con el sabor de la despedida en la punta de la lengua.

Cuerpo relajado, sentidos alborotados.

Como un explosivo y una cuenta atrás eterna.

Un tiempo defectuoso,

Que altera el orden de todas las cosas.

Estoy aquí y sigo sin verme pero me siento.

Entonces pienso que podría dormir para despertar del todo.

Pero cuando lo hago no sueño ni descanso.

No creo saber en qué soñar,

Porque el mejor de mis sueños se parece más a una pesadilla.

Pesadilla que no veo pero sé que está.

Se transforma en la nada que ocupa mis noches,

Y parte de mis días.

Si cierro los ojos puedo dibujar las grietas en mi cabeza.

Puedo recorrer cada centímetro del camino que duele solo con pensarlo.

Que hiela cuando me acuerdo.

Puedo gritar muy alto y muy fuerte,

Puedo convertir mi voz en un susurro parecido al del viento cuando está enfadado.

Que silba y entra con fuerza por todos los sentidos menos uno.

Y sé que aquí estoy, pero no me veo.

Entonces pienso que fluyo,

Pero en realidad estoy estancada en un gran tanque.

Huele a tu ausencia,

Se ve desordenado sin tus palabras.

Y está repleto de espejos que mienten y me escoden detrás de ti.

Pero tu no estás y yo tampoco.

Después de mucho intentarlo vislumbro mi reflejo por fin,

Pero no me encuentro porque no sé donde miro cuando no te miro.

Ni sé lo que veo cuando no te veo.

Algunos lo llaman mirada perdida, otros nostalgia.

Algunos lo llaman locura.

Pienso tanto que ya tengo todas las respuestas,

Pero no valen si no las pides, no valen si te las regalo.

Pienso tanto que sé como dibujar un mundo sin ti.

Pero no existen los colores y me pierdo entre todas las dimensiones.

Tengo un calendario que no puedo colgar.

Un marco que acabo de quitar.

Tengo palabras que quiero olvidar pero no puedo.

Momentos que no quiero olvidar pero que debo.

Tengo un hueco y mucho eco.

Una mentira y un secreto.

Tengo ideas, pero me faltan las ganas.

Tengo todo lo que tú acaparabas.

Si abro los ojos puedo verlo todo pasar.

Como estar esperando sin esperar que nada ni nadie vaya a llegar.

Hipnotizada por el cómo, el cuando y el porqué.

Embobada con el sabor de la despedida en la punta de la lengua.

Cuerpo relajado, sentidos alborotados.

Como un explosivo y una cuenta atrás eterna.

Un tiempo defectuoso,

Que altera el orden de todas las cosas.

Estoy aquí y sigo sin verme pero me siento.

Entonces pienso que podría dormir para despertar del todo.

Pero cuando lo hago no sueño ni descanso.

No creo saber en qué soñar,

Porque el mejor de mis sueños se parece más a una pesadilla.

Pesadilla que no veo pero sé que está.

Se transforma en la nada que ocupa mis noches,

Y parte de mis días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s