Aprender a ser y no ser

Es fácil confundir a un charlatán con un caballero.
Un buen discurso lo es todo hoy en día.
Las pistas se esconden entre sonrisas humildes e historias conmovedoras.
Por otro lado gestos y miradas se encargan de adornar carencias, y sobre todo, limites.
A nadie le gusta ver el punto final antes de si quiera empezar,

Solo que no siempre se puede tener todo como a uno le gustaría.

O eso es lo que dicen los límites,

Eso dicen aquellos que no se dejan,

Aquellos que se obligan a renunciar.

Mentes que de tan abiertas han acabado cerradas bajo llave,

Y escondidas bajo tierra.
Corazones que para flotar en una marea espesa se han teñido,

Han pasado de estar palpitantes de vida a estar sedientos de energía.
Es difícil hoy en día distinguir una mentira de una verdad poco precisa,

Que nace de una realidad no muy convincente.
No es fácil tomar la decisión menos incorrecta, salvaguardar, respetar.

No es fácil resistirse, todos queremos dejarnos llevar.
Pero ahora y sin duda alguna lo más sencillo es dudar.

Lo más seguro, precavido y sensato es, de nuevo y con más empeño, contar hasta diez.
Utilizar los segundos como un escudo de los inteligentes,

Los que protegen del dolor y te permiten correr ligero.

Utilizar los segundos para no perder horas y horas…
Con preguntas y más preguntas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s