Mil Gracias

IMG_4049

A todos los corazones que en llamas he visto arder ante mis ojos,
Ojos que recuerdan con infinita gratitud todas aquellas palabras,
Palabras que eternamente brillarán en una oscuridad tan fresca como suave.

Busco el mejor recoveco dentro de mí para guardar todas las maravillas,
Maravillas eternas que bien podrían ser estrellas fugaces,
Que vienen y van, que se dejan ver pero se vuelven a perder entre constelaciones.
Que pese a desaparecer siguen y seguirán existiendo,
Siguen y seguirán iluminando miradas y avivando recuerdos,
Siguen y seguirán guardando deseos, cuidándolos, alimentándolos.
Por siempre jamás seguirán derrochando una magia verdadera,
Una magia sin trucos, tan inexplicable como la vida misma.
Tan maravillosa como la vida misma.

Busco y busco hasta que me doy cuenta de cómo todos aquellos latidos vibran,
Vibran y pasean alegres entre mi piel y todos mis músculos,
Haciéndome reír con ganas de llorar, que es la mejor de las alegrías.
Y desde que todo mi cuerpo es guarida de todos aquellos susurros,
De todos aquellos secretos y de cientos de brillantes huellas,
Me relajo, me dejo envolver y me río con ganas sin un chiste pero con mucha gracia.
Porque al fin y al cabo yo soy también todos aquellos corazones,
Soy la llama que arde pero no quema,
La llama de un amor moderno que me gusta crear para el derroche.
Dame una noche y te daré toda una vida,
Dame lo mejor de ti y seamos lo mejor juntos.

A todos los corazones que en llamas he visto arder ante mis ojos;
Mil gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s