Encuéntrame

find_me_by_sarah_bk-d5v95ii

Y me pides que te escriba pero por no salir,
No me salen ni las palabras.
Me pides que te crea y yo te creo,
Aunque no doy crédito.
Y donde todos dicen no,
Tú me prometes el sí que estaba buscando.
Pero me pides que te escriba,
Y yo no sé qué decir.

Si sé que me siento cansada,
Como si llevase toda la vida saltando,
Cada vez más alto, cada vez con más fuerza.
Y aunque no me canso de saltar me canso de cazar estrellas.
Tesoros que fueron preciosos, pero que mueren y permanecen ahí,
Ya sin luz, escondidos en algún punto inalcanzable a la vista.

Me he pasado las horas apostando mi alma,
Perdiéndola y recuperándola día sí día también.
Y ahora me reprocha haber visto los suburbios más olvidados,
Dormido en la cama más fría, adornado la casa más vacía.

Y aunque no digo nada me pregunto si.
Si es esto verdad o es que he perdido la cordura,
La que no sé si tuve, la que no sé si tiene cura.
Si ves lo que soy, si soy lo que ves.
Que no es lo mismo porque… ¿Cuándo lo es?

Y mientras aquellas estrellas se desvanecían,
Apareciste y te estrellaste suavemente.
Venías sobre aquella luna que tanto se me hacía de rogar,
Que tantas noches me dejó plantada,
Esperando eternamente en un frío portal.

Y aquí estoy yo, que tengo miedo hasta de moverme,
Pues he perdido la costumbre,
He perdido la postura y temo mucho romperme.
Quebrarme en mil pedazos al intentar cogerte,
Al intentar hacerte hueco entre toda esta nada,
Que me atrapa y me confunde, que me llena de vacío,
Que es avaricioso y lo quiere ocupar todo.

Pero lo pienso y decido saltar una vez más,
Tan alto tan alto, que la caída es de las mortales,
Tan alto tan alto, que si despego ya nadie me podrá parar.
Porque da igual por dónde lo mire, es éste el camino que debo tomar.
Y lo sé porque por una vez, cuerpo y alma se han puesto de acuerdo.

Porque donde todos dicen no…
Tú me prometes el sí que estaba buscando.

Something’s gotta give

images (5)

No puedo evitar seguir pensando que eres pena,
Que estás dañado, que romperás todavía mucho antes de recuperarte.
Antes de reencontrarte.
Daría todo por saber donde dejaste tu parte humana,
Por qué la abandonaste y como se siente no sentir.
Es agotador estar a tu lado,
Tanto como lo es dar sin recibir nada.
Es una pérdida de tiempo dedicarte el esfuerzo y observar el resultado.
Ver cómo oyes pero no escuchas,
Como estás sin estar,
Como hablas por hablar.

Ha crecido algo en mí y de nuevo digo,
De nuevo sigo sin poder parar.
Resuenan las palabras de lo que pienso por todo mi ser,
Y como no puedo seguir negándolo escribo sin temblar y lo digo,
Digo que odio todo lo que representas e instantáneamente me asusto.
Pero aunque me doy miedo no me retracto,
Vuelvo a ser honesta y vuelvo a escalar.
Con esfuerzo recupero un trono que fue mío como lo será siempre.
Y me río, aunque solo a medias, mientras recuerdo.
Revivo un modo de vida más seguro aunque deshonesto.
Más conocido aunque demasiado superficial.
Pero menos insano, menos injusto, más igualado.

He jugado a crear magia donde sólo había desesperación,
He trabajado en aprender a sacar luz de dónde por no crecer,
No crecían ni las malas hierbas.
Puedo ser fuego, arrastrarte como el agua,
Ser suave como el viento en una noche de agosto.
Puedo mover cielo y tierra.
Pero no lo vale, no compensa si no regresa después.
Es interesante saber hasta donde se puede,
Pero no siempre es imprescindible poder.

Al fin y al cabo, desde ahora y por fin, voy a dar lo que recibo.
Esta vida es más justa de lo que parece,
Somos nosotros los que la ensuciamos.
Son todos esos prejuicios, todo el rencor,
es toda la ignorancia y la ambición.
Pero también es la esperanza y la fe.
Son las ganas de creer.

Y quiero que sepas que odio no poder creer en ti,
Que odio que no te dejes querer,
Que pienses que está bien así.
Odio todo lo que representas,
Y me atraganto con todo ello.
Así que voy a hacerte de espejo esta noche,
Voy a devolverte todas y cada una de tus miradas,
Todas esas palabras que no valen nada.
Tan solo porque no me dejas espacio a nada más.
Una vez más, contigo es todo o nada, y por una vez,
La nada parece una mejor idea para volver a empezar.

Espero que te asuste tu reflejo,
Espero que busques por fin tu humanidad,
Espero que esperes aspirar a más.
Y mientras espero te dejo,

Mientras espero…
Lentamente me alejo.