El mejor hombre del mundo

image

Cuando pienso en ti, es tanto lo que siento que mi corazón se estremece, Se me inundan los ojos de lágrimas cuando me concentro en todo lo que tu mirada dice pero tu voz se calla, porque tan sólo el susurro de lo que sientes rompería cada esfuerzo que haces por seguir adelante.
En tu mirada se mezcla el dolor, se mezcla el amor, se mezcla en forma de explosión dentro de tu valioso corazón, y en tus ojos se convierte todo en un gran océano que tan solo busca seguir su curso, que tan solo busca la calma mientras con empeño resiste la tormenta.
Son tantos los golpes, son tantas las veces que te has levantado del frío y duro suelo, que es cada vez más difícil de creer que sigas de pie, que sigas sonriendo y repartiendo amor sin miramientos. Y yo te admiro, te admiro tanto, te admiro como la niña que fui, y como la mujer en la que me estoy convirtiendo. Eres a quién quiero ver siempre que miro hacia arriba en busca de una salida, en busca de un motivo, en busca de ese amor incondicional que me has dado y que me ha salvado la vida.
Todo lo que soy, todo lo que tengo, lo mejor de mí, es un pedacito de ti que sin pesar, más bien con alegría, tu me diste y al que yo fuerte me aferré. Me quedé todos tus consejos, todos tus fallos y tus miles de aciertos, me quedé con tu sonrisa, con todo tu amor y con ese gran corazón.
Pienso en ti y  si me entretengo en tu mirada siento que tengo que sacudir tu presencia de mi mente, de lo contrario perdería toda la fe en esta vida. Pues Tú eres el ejemplo de lo que significa injusticia, desgracia, pena, pero sobretodo fortaleza, porque esta vida ha sido ridículamente injusta contigo, y sin embargo brillas tanto, eres tan bueno, eres tan humilde, tan generoso.
Todo lo bueno de mi es gracias a ti, y te seguiré toda la vida allá donde vayas, aunque no te pueda tocar, aunque algún día esté lejos y no te pueda abrazar, siempre voy a cuidarte.

Por favor no te rindas, no dejes que la maldad gane una batalla más, por favor no te rindas, porque este mundo de verdad no sería lo mismo sin ti, todo perdería valor, y no cabría esperanza para el amor.
Eres el hombre más fuerte que conozco y sé que jamás me equivoqué contigo.
Sé que piensas que quizás no hiciste suficiente, que quizás no me diste lo que querrías haberme podido dar, pero no es cierto y toda la vida te lo voy a demostrar. Porque gracias a ti esta vida tiene sentido, tu me enseñaste lo que es la bondad, tu me enseñaste lo que es querer sin límites, me enseñaste a tener piedad.

Eres el mejor padre del mundo,
Y ojalá nunca tengas dudas, ojalá no te arrebaten ni una pizca más de todo lo que tienes por dar, y también por recibir. Ojalá sigas a mi lado para siempre. Ojalá algún día puedas ser feliz como tendrías que haberlo sido siempre.

No te rindas nunca papa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s