El arte de perder

goticfiguregirlstormumbrellawomen-cc1fe549adece312cdc6383b37db2be2_h
Siempre quise bailarle,
Bailarle el agua a alguien,
Como te la he bailado a ti.
Siempre quise entregar,
Siempre quise entregarme así.
Ser lo que contigo fui,
Ver que existen las maravillas,
Poder decir, poder recordar,
Que con mis propios ojos las vi,
Que con mis manos las sentí.
Que en cuerpo y alma,
Que con todo corazón las viví.
Soñé desde siempre así consentir,
Así consentir como te consentí a ti.
Desde siempre soñé lo que viví,
Todo lo que contigo viví.

La vida se reduce toda a lo que viví,
Toda ella se empequeñece,
Y solo queda todo lo que te di,
Lo que recibí,
Y nada de lo que perdí.

Soy porque fui, fui para ser la que hoy soy.

image

Que no se olvida lo que quedó en el camino solo por estar aquí, pero que a ratos las vistas son lo suficientemente entretenidas como para mantener mi mente ocupada, en algo más que la memoria.

Que quisiera ser la que un día fui,
Pero yo ya no quepo, aquella tan sólo es una pequeña parte de mí.

Que sé que el camino es solitario y que las personas se suelen convertir en sombras, pero que yo sigo creyendo que lo que a mi me falta a ti te sobra, que juntos mejor. Creo en la magia de la unión y todo el trabajo que requiere.

Que por mucho que se mire hacia atrás hay lugares desde los que uno no puede volver, hay caminos que solo se pueden torcer y mares que se deben dominar. Ahogarse nunca fue una fácil opción, mucho menos una solución.

Que siempre serán más las veces que como ahora camine a ciegas entre oportunidades y apuestas que se mezclan y me tientan, me tientan a enredarme entre sus voces,
Me tientan a perder la razón.

Que no conozco un amor que no duela en lo más profundo del espíritu, pero que no encuentro la paz en ningún lugar si no lo siento ardiendo desde lo más profundo de mi alma.

Los efectos del amor son tan poderosos que te elevan pero también te doblegan. El amor sana pero también enferma. Pero ya lo dijo aquella canción, ya lo entiendo muy dentro de mi corazón;
“I prefer to feel this pain of love rather than nothing at all.”

Y al final, enferma o no, es ahora que estoy más viva que nunca, y sea como sea, se siente mejor que cualquier otra cosa.