Soy porque fui, fui para ser la que hoy soy.

image

Que no se olvida lo que quedó en el camino solo por estar aquí, pero que a ratos las vistas son lo suficientemente entretenidas como para mantener mi mente ocupada, en algo más que la memoria.

Que quisiera ser la que un día fui,
Pero yo ya no quepo, aquella tan sólo es una pequeña parte de mí.

Que sé que el camino es solitario y que las personas se suelen convertir en sombras, pero que yo sigo creyendo que lo que a mi me falta a ti te sobra, que juntos mejor. Creo en la magia de la unión y todo el trabajo que requiere.

Que por mucho que se mire hacia atrás hay lugares desde los que uno no puede volver, hay caminos que solo se pueden torcer y mares que se deben dominar. Ahogarse nunca fue una fácil opción, mucho menos una solución.

Que siempre serán más las veces que como ahora camine a ciegas entre oportunidades y apuestas que se mezclan y me tientan, me tientan a enredarme entre sus voces,
Me tientan a perder la razón.

Que no conozco un amor que no duela en lo más profundo del espíritu, pero que no encuentro la paz en ningún lugar si no lo siento ardiendo desde lo más profundo de mi alma.

Los efectos del amor son tan poderosos que te elevan pero también te doblegan. El amor sana pero también enferma. Pero ya lo dijo aquella canción, ya lo entiendo muy dentro de mi corazón;
“I prefer to feel this pain of love rather than nothing at all.”

Y al final, enferma o no, es ahora que estoy más viva que nunca, y sea como sea, se siente mejor que cualquier otra cosa.

Una respuesta a “Soy porque fui, fui para ser la que hoy soy.

  1. Solo sombras y olvidos quedan tendidos en el polvo del camino, el floreciente camino de flores que alguna vez pisastes, (pisamos, todos pisamos) es devorado por las llamas hasta ser convertidos en cenizas manchabdo la tierra, queda nada… Siempre queda nada mas que la tierra sucia de pasado terrible y voraz, el abono de los sueños rotos el soplo frío de los suspiros que no dijimos… y aún así…

    Y aun así, siempre queda un mañana, siempre brota aun de las mas temibles tinieblas el sol lustrozo que desconoce el pasado, que calienta con su sobria presencia que trae con el la eterna promesa de un nuevo mañana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s