De la parte mala ya se sabe demasiado. 

small__7995406021
Todo tiene un lado bueno.
Como ya he mencionado alguna vez,
En todos los actos, en todos los sucesos,
Existe la parte buena:
El recoveco del cual nace el aprendizaje y la experiencia.

Ahora ya sé, sé más, Ahora entiendo y comprendo mejor.
Es la parte buena de haber conocido todos los extremos,
De haber llegado a todos los lugares.
Es lo bueno de haberse marchado y de volver,
Que se vuelve habiendo aprendido lecciones que de otra manera,
Posiblemente jamás hubieran llegado.
El proceso es doloroso, asusta, te lleva al fortuito arrepentimiento repetidas veces;
Pues a nadie le gusta sufrir, nadie planea salir herido.
Pero muchos toman ese riesgo, porque aun con mucho miedo,
Este mundo está lleno de héroes.
Héroes que aun con toda la valentía del mundo,
Pasan miedo constantemente, sangran constantemente,
Pero son inteligentes, somos inteligentes,
Y mantenemos lo más importante recubierto de resiliencia.
Así las heridas sanan y seguimos siendo capaces de hacer de este mundo,
Un mundo mejor, uno más bonito, un mundo más acogedor.
Nos recuperamos y regresamos más fuertes e igual de valientes.
Y así renacemos, siempre sin olvidar las vidas anteriores
Renacer no nos libra ni nos salva de cometer los mismos errores,
pero seguimos creciendo y así cosechando de nuevo,
Una y otra vez nuestro campo lleno de flores.
Adoramos nuestras cosechas, nos alimentamos de lo que recolectamos,
Y así siguen pasando, así seguimos acumulando semanas, meses y años,
Que jamás pasan en vano.
Seguimos coleccionando rasguños, heridas e inevitablemente cicatrices, Que nos marcan y nos hacen reconocernos los unos a los otros como hermanos. Hermanos de corazón, piel y sangre, hermanos que no distinguimos entre razas, colores, orígenes o creencias, hermanos que juntos permanecemos unidos y no acabados.
Compañeros de vida que en este mundo un rayo de luz dejamos,
Mientras por este planeta caminamos.
Somos fuertes y no nos cansamos.
Seremos eternos y siempre recodados,
Porque pese a todo, siempre, siempre amamos.
Durante cientos de vidas que a veces tan solo duran un minuto lo intentamos.
E intentarlo es conseguirlo todas y cada una de las veces.
Es llegar hasta la luna, hasta el infinito y más allá tan solo con nuestros pies y nuestras manos.
Y es así como de la miseria del corazón nos salvamos,
Es así como de cada caída nos levantamos,
Es perseverancia y en este juego de la vida, es nuestra mejor mano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s