Paciencia, esfuerzo y coraje 


A veces lo damos todo y no recibimos nada a cambio, a veces lo que recibimos no nos parece suficiente. A veces, llegamos a ciertos puntos donde ya nada se siente suficiente. Nos sentimos perdidos, sin ganas, decepcionados, frustrados y atrapados. En esos momentos nuestras emociones, que se empeňan en crecer, no nos permiten ver más allá. Ver que el panorama es mucho más extenso que el efímero presente, que dura un segundo y se va. 

En los momentos duros es donde reside la oportunidad de cambiar, de conocer algo nuevo, de aspirar a mejor. Es arriesgado, y da miedo, siempre da miedo, pero vale la pena, más tarde o más temprano, valdrá la pena. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s