Todo llega


Pensé que jamás podría dejar de quererle, pensé también que por siempre iba a odiarle, pero me equivocaba tanto…

Cuando pensaba que nadie iba a ser como él, a sentirse como él, ahí sí que estaba en lo cierto, pero no en el sentido que creía, pues la realidad es que ya nadie ha sido como él, nada se ha sentido como con él, porque ahora puedo decir que realmente soy feliz, que me cuidan, y que estoy creando la familia que siempre quise.

Nada ha vuelto a ser lo mismo sin él, Porque ahora la vida es un gran regalo. A veces la perspectiva no es la correcta, y hay que ser muy valiente para alejarse, para seguir adelante. Pero esa valentía siempre ha sido algo que tiene una gran recompensa, y es el poder aspirar a algo mejor. 

Él estará toda la vida atascado entre el infierno y la tierra, yo hace tiempo que volé, y como aquella canción dice, sigo alzándome cada día más, porque este mundo, no está hecho para cobardes, y lo mejor es alejarse. 

Todo llega


Pensé que jamás podría dejar de quererle, pensé también que por siempre iba a odiarle, pero me equivocaba tanto…

Cuando pensaba que nadie iba a ser como él, a sentirse como él, ahí sí que estaba en lo cierto, pero no en el sentido que creía, pues la realidad es que ya nadie ha sido como él, nada se ha sentido como con él, porque ahora puedo decir que realmente soy feliz, que me cuidan, y que estoy creando la familia que siempre quise.

Nada ha vuelto a ser lo mismo sin él, Porque ahora la vida es un gran regalo. A veces la perspectiva no es la correcta, y hay que ser muy valiente para alejarse, para seguir adelante. Pero esa valentía siempre ha sido algo que tiene una gran recompensa, y es el poder aspirar a algo mejor. 

Él estará toda la vida atascado entre el infierno y la tierra, yo hace tiempo que volé, y como aquella canción dice, sigo alzándome cada día más, porque este mundo, no está hecho para cobardes, y lo mejor es alejarse. 

ÉL 

Él tiene eso que no se describe con una palabra, esas ganas de conocerme, de entenderme, de saber lo que quiero y encontrarlo. A él le gusta cuidarme, hacerme sentir mejor cuando me encuentro vulnerable, y celebrar a mi lado cuando me siento la mujer más fuerte del mundo. A él le gusto maquillada porque yo me siento bien, pero cuando me lo quito me saluda con el más tierno “Hola guapa”, y yo me siento tan llena que moriría ahí mismo, sintiendo que estoy completa, con el corazón embriagado de paz y gloria; esa gloria que sólo nace del amor más puro.

Su corazón es así, no sabe de venganzas o rencor, no sabe de odio, y es todo perdón… Y yo lo cuidaré toda la vida, porque es la prueba irrefutable de que todavía hay esperanza.

Gracias por querer estar a mi lado cada dia, a tu lado todo es posible. 

Con una promesa por bandera…

Siempre serán Sí quiero.